Hasta luego, Torres Torres….

Buenas noches mis lindas Mariposas, ¿qué tal estáis preciosas mías?. Pasando seguramente muchísimo frío. Si es que cada día hace mucho más. Frío invernal que nos congela las alitas y volamos contra el viento para poder llegar victoriosas a nuestro destino.

Bueno, con el frío llegan los abrigos, las botas, miles de complementos que nos haran lucir muy hermosas y encima estaremos muy calentitas. ¿Y qué me decís de los paraguas?. Ohhh mi debilidad, me encantan, aunque hay quien dice que no hay que usarlos sino ir de valientes contra la lluvia, y claro luego vienen los resfriados, jeje…

Vestida de forma deportiva, un panty ajustado en color negro y varias tonalidades de morado y rosa, a juego con la camiseta ambos de “Decathlon”. De complementos mis zapatillas fucsia de “Adidas”, mis gafas de Sol y esa cinta al cuello con corazones negros, que para hacer deporte también me pongo algo coqueta.

  Me despido de este bello pueblo de Torres Torres, un lujo el poder haber estado aquí unos días. No se, se respira tranquilidad en cada esquina, es como estar con una gran familia. Sus habitantes, muy cariñosos, atentos y serviciales. Me encanta cuando pregunto en un bar unas indicaciones, y me las dan con mucho cariño y alegría en sus rotros. Me voy a dar un paseo por sus terrenos cultivados, naranjeros y naranjeros llenan este bello paisaje, nose, siento que esta tierra me transmite mucha fuerza, como si de batallas se tratase.  Termino mi paseo y me acerco a la tiendita que está junto a la plaza, un señor muy amable me atiende en mi adquisición de alimentos para la cena, y hablando me cuenta que en los terrenos en los que he estado hace tan solo unos minutos se libraron grandes batallas. Veo un brillo en sus ojos con cada palabra, un brillo que crece al contarme como antiguamente los terrenos estaban cultivados de cereales y como en plena batalla, los campesinos los incendiaban para impedir el paso o quizás el alimento al enemigo. Se ofrece a enseñarme muchas cosas del pueblo, le digo que esta es mi última noche pero que seguro volveré pues me he quedado prendada de esta tierra.

Un hasta luego, porque se que pronto regresaré, muchas gracias a todos por la amable acogida, sois un encanto, jamás os olvidaré…

Mariposas, abrigaos y salid a volar con vuestras hermosas alas..

Un beso preciosas mías….       

Deja un comentario